Del por qué no deberías aceptar ser becario sin cobrar o cómo este post puede arruinar mi carrera.

No. Nope. Nop.Hasta aquí. Hasta aquí llega un punto en la vida de todo becario en el que dice basta. Y hasta aquí llegarás tú si aún no has llegado. Durante los últimos dos años he pasado por dos agencias. Una bastante pequeña y una bastante grande. Y en ambos casos se repitió la misma situación: trabajar jornada completa sin recibir un euro (a excepción de que en la primera me pagaban el transporte).

No soy el primero en decir esto, pero quizá sea de los pocos que se atreverán a decirlo en voz alta: No trabajes gratis. No lo hagas. No lo hagas porque te mereces respeto, y tu trabajo, también. Soy plenamente consciente de que en el caso de que tengas que hacer prácticas universitarias, estarás deseoso por empezar tu experiencia laboral en cualquier sitio que te permita poner en práctica todo aquello que has aprendido en los últimos cuatro años, además de poder poner en tu CV que has trabajado en cierto sitio de prestigio. Y si encima puedes añadir alguna pieza a tu portfolio, pues mejor que mejor. Pero amigo, todo viene con un precio. Y ese precio por irónico que suene, no existe. Y ese es el problema.

Si quieres ver cómo tiro mi vida por el retrete, sigue leyendo.

Voy a poner todo esto en contexto, aún a sabiendas de que será un artículo largo y puede que no se lo lea ni el tato. Durante este último mes se acabó mi convenio como becario y me “despidieron” de la agencia en la que llevaba trabajando medio año a jornada completa. Muchas horas, mucho trabajo y mucho quedarme hasta tarde y renunciar a parte de mi vida social a cambio de experiencia. Experiencia, para quien no lo sepa, es a menudo un eufemismo de “sin cobrar un euro”. Así que ya digo que este artículo estará condicionado por mi situación. No digo que no merezca que se prescinda de mi en esta agencia, pero sí que tras medio año trabajando, siento que he fallado, que tantas horas de esfuerzo y de venir a trabajar han sido por amor al arte (y al copy). Por supuesto que he aprendido, más de lo que se pueden imaginar, y está claro que la experiencia es un grado, pero señores… de la experiencia no vive el hombre. Y esto es algo que muchas agencias no entienden. 2 años, 2 agencias. 4 meses en una y 6 en otra.i tried

Cuando llegué me dijeron que era cuestión de ver cómo evolucionaba. Los primeros 3 meses trabajaría gratis. En caso de ser renovado -que lo fui-, otros 3 meses trabajando gratis pero con tickets gourmet (para pagar parte de tu comida diaria, ellos presuponen que tu te gastarás 2 tickets por día (8 euros). Pues bien, yo comía con 4 euros al día para que me duraran aún más). Y en el caso de que quisieran renovarme otros 3 meses, empezaría con tickets gourmet y 500 euros.

Han pasado 6 meses. Y era hora de meter la mano en el bolsillo para pagarme algo. Pero han visto que quizá era mejor prescindir de mi, volver a instruir a otro becario (con el marrón que eso supone para los creativos), y ahorrarse esos 500 euros mensuales. Vamos, 9 meses de becario para después decidir si me contrataban definitivamente o no. 9 meses. Casi un año para decidirlo y con la posibilidad de quedarte a las puertas. 

Y no se puede culpar. No les culpo. En la situación en la que estamos, la gran mayoría de agencias se permiten el lujo y la desfachatez de pregonar “No te pagamos para que te esfuerces el doble por estar aquí con nosotros. Porque estar aquí, querido becario, es un premio para ti, ése es tu sueldo”

Dont fuck with me

Esto es algo literal, algo real, no me lo he sacado de la manga, mis oídos lo han escuchado de boca de creativos. Y mientras tanto, tú trabajas hasta las 10/11 muchas noches para recibir al final de mes nada. Nada que te consuele esas horas, nada que te consuele ese hacer-rehacer-hacer-rehacer en el que se convierte tu día a día como si fueras un CMD + Z humano. ¿Cómo vamos a culpar a los directores de agencias de no contratar a los becarios o en su defecto, despedirles cuando tienen una cola de estudiantes deseando entrar y hacer lo que tú sin cobrar bajo el mismo discurso? Prometiéndoles el paraíso en el que te dicen que es una agencia de publicidad una vez entras por sus puertas doradas. Sucede como la descarga pirata. ¿Para qué voy a pagar por una película teniéndola totalmente gratis? Además, si no te gusta una película que empiezas a ver, cierras la ventana y haces click en otra película a ver si te gusta más. Los directores creativos tienen un buffete a su disposición los 365 días al año en los que servirse. Y no sólo eso, si estás dentro de una escuela creativa donde ofrecen cursos para adornar tu portfolio, ya tienes más posibilidades de entrar de becario a su agencia sólo por pertenecer a ellas. Ojo, no digo que no sea merecido, digo que hay más posibilidades de entrar porque aquí todos somos amigos de todos.

Desde que estoy aquí he visto dos tipos de becarios.

1. El becario de que se ha creído en las mentiras de las agencias. La mentira del “nos tratan mal porque nos quieren ver mejorar y que nos lo curremos”. Y están encerrados en ese dogma que se les inculca, cegados por el falso brillo de las agencias que no serán capaces ni siquiera de contemplar mi punto de vista (que no digo que sea el correcto, sino el mío).

2. El becario destruido. Luego está el otro becario que, como yo, empezó en este mundo rebosante de ganas, ilusión, sueños y fuerza Y a medida que se iban desarrollando sus prácticas, ha visto cómo éste quizá no es su mundo porque han ido hundiendo su ilusión a costa de trabajo basura, de los que muchas veces nadie tiene ganas de hacer (véase newsletter, social media, banners, etc), de negativas, de mucho esfuerzo a cambio de nada sabiendo que hay muchísimas más posibilidades que le digan “despedido” a un “te contratamos”. También hay un tercer becario, el que no está contento con el sistema pero lo acepta sin quejarse y continúa adelante, afortunados ellos. Pero si eres de los segundos, al final acabas con una desilusión, una apatía y una aberración por el mundo de la publicidad que te hace cuestionar si quizá hayas malgastado tus cuatro años de carrera en un mundo al que ves que no perteneces. Pero ese es otro tema.

tumblr_mhux5btjmW1rgsufvo1_500Compañeros, yo entré a esta agencia sabiendo lo que había. Sabiendo cuáles eran sus condiciones. Pero después de 2 años como becario en 2 agencias digo que no. Que os respetéis. Si aceptamos este tipo de trabajos, esto no va a cambiar. He visto becarios de 28 años pasando agencia por agencia sin recibir un sólo euro. No digo un sueldo, digo un aliciente que te mantenga en el día a día, que te permita pagarte de tu bolsillo tu comida, tu transporte. Porque cada día que yo vengo a trabajar, me cuesta dinero. ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo permitimos algo así? Y encima que se nos diga que lo hacen por nuestro bien. No perdona, esto no es por mi bien, y de hecho no consiento que me digas que es por mi bien, porque entiendo que lo hagas por el bienestar de tu agencia, pero no te rías de mí en mi cara y me digas que esto lo haces por mí. A mí no me haces ningún favor, de mí te aprovechas y ambos lo sabemos. Así que pon las cartas sobre la mesa y dime “no te pagamos porque te puedo tener gratis y cuando te canses habrá otro a las puertas para sustituirte”. Dilo y no pasa nada, el contrato es el de siempre: tú te quedas, me haces parte de mi trabajo gratis y a cambio tu pones en tu CV que has trabajado para mi”. Yo sabía lo que había. Pero ocurre lo mismo que cuando conoces a tus ídolos, que te llevas una gran desilusión y terminas por aborrecer aquello que admirabas.

Además, si aceptamos trabajo tras trabajo como becario sin remuneración esto se convierte en una fiesta en las que las agencias NO CONTRATAN PERSONAL porque pueden tener “personal efímero” constantemente. Y créanme, esto último es una verdad como un templo en ciertas agencias. Vamos, que las agencias terminan por convertirse en un prostíbulo. ¿Acaso las putas la chupan gratis?

He conocido personas competentes a más no poder, he aprendido de directores creativos lo que no está escrito. Pero lo siento, le pese a quien le pese: esto no es suficiente. No es suficiente no tener vacaciones en verano por ser becario a cambio de experiencia. No es suficiente quedarse hasta tarde a cambio de experiencia. No es suficiente una humillación a tu trabajo a cambio de la experiencia. Y no es suficiente pasar por X cosas que, por respeto, no voy a compartir en mi blog. No es suficiente todo esto a cambio de experiencia. Y mira que tengo cosas que contar.

whyicantEn conclusión: aunque suene contradictorio, hay agencias pequeñas en las que sí pagan a sus becarios. En las que te involucran en proyectos reales a cambio de dinero y te valoran por tu perfil profesional. Está en tu mano decidir si te compensa estar en una grande a cambio de nada y contribuir a que el sistema de las agencias siga igual. Y por favor, pido que cuando leáis esto recordéis que no me refiero a un sueldo igual al de cualquier persona en nómina, digo una compensación económica (¿300 euros? ¿400 euros? Por más horas que las estipuladas en tu contrato).

En mi caso, he ganado muchas cosas, pero en una última instancia no me ha compensado. Y eso me llena de rabia y frustración al ver que ha sido 6 meses de mi vida en los que he regalado mi trabajo a cambio de nada. Perdón, a cambio de nada no. A cambio de “experiencia”.

También quiero precisar que no ha sido una experiencia negativa. Ha sido una experiencia muy negativa en este aspecto,  pero como he dicho efectivamente he ganado “experiencia”, he conocido gente maravillosa y el trato ha sido bastante gentil y bueno hacia mi persona en la mayor parte de ocasiones. Pero hasta aquí. Esta semana, que es cuando me voy de esta agencia, se acaba la parte de mi vida en las que no se me paga por mi trabajo.

byebye

Y se que este post, puede acarrearme problemas en el futuro, y que probablemente se me juzgará de resentido. Y en parte tendréis razón, sin duda.  Pero sería bastante hipócrita si tuviera un blog sobre la vida de becario y la publicidad y no hablara de este problema. Porque no hablar de esto es como si lo encubriera. Y chavales, lo dije cuando abrí el blog, esto iba de la vida de becario y la vida de becario también tiene putadas grandes como la que os he contado. #Tristeperocierto

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,

5 pensamientos en “Del por qué no deberías aceptar ser becario sin cobrar o cómo este post puede arruinar mi carrera.

  1. J dice:

    Totalmente de acuerdo: “no te pagamos porque te puedo tener gratis y cuando te canses habrá otro a las puertas para sustituirte”. Pienso lo mismo, esto es un bucle. Siempre habrá alguien detrás tuyo que aún no conocerá el juego, así que recién graduado, se lanzará a trabajar aceptando cualquier condición, y tú, plantado esperarás una oportunidad a sabiendas que no pasará sin un buen enchufe o mucha suerte.

  2. xDDDDD dice:

    ¿Lo de no tener el nivel que se necesita no es una opción? Ya…

  3. Eres increíblemente bueno escribiendo, y lo mejor (o peor) de todo es que es jodidamente cierto absolutamente todo lo que dices. Y es una lástima… Sigue alegrándonos los escaqueos del curro con estas cosillas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: