Los 5 mejores spots LGTB que harán que se te corra el rimel.

Aprovechando las celebraciones en Madrid del Orgullo Gay, y toda este despliegue de purpurina, tacones, aceite corporal, plumas y carretes mordidos al más puro estilo Mario Vaquerizo, he decidido hacer una lista de los mejores 5 spots gay-friendly de historia. Ocurre igual que el racismo en la televisión, y lo siento mucho si a alguien ofende este comentario, pero es la verdad. Y si no, a fijarse. Es lo que yo llamo la Regla de Benneton. En todos los spots un 95% del casting son personas caucásicas, y, para no ser tachados de racistas, cogemos a un/a negr@ (esto último puede sustituirse por asiático o latino) y lo colocamos entre el grupete de amigos. Mira que multiculturales somos. Y así de fácil es como se lavan las manos, porque es mejor no arriesgar y quedarnos con lo tradicional. Lo mismo ocurrió con Estrella Damn y su spot de verano con Love Of Lesbian. Una fiesta por la noche con cervecitas, piscina, y todos besándose como si aquello fuera una orgía en Sodoma y Gomorra. En la versión completa del spot, podemos ver el beso -como es lógico- entre chicos y chicas y, muy brevemente, entre dos chicas. Pues bien, en la versión para televisión cogieron todos esos morreos excepto el de las chicas. ¿Verguenza? ¿Ganas de no liarla parda y no jugar con fuego? Puede ser. Igualmente no hablaré de homofobia porque eso ya son palabras mayores y no seré yo quien tire la primera piedra a una guerra. Pero vamos, que me parece muy heavy metal que nadie haya hablado del tema.

En cualquier caso, ¡vamos al turrón!

1. IKEA

Dejando de lado el tema de sus famosas albóndigas y tartas, sabemos que Ikea es muy de provocar creativamente con sus anuncios. De hecho, este es uno de mis anuncios favoritos desde que el mundo es mundo. Tipica historia: Chico besa a chica, se baja los pantalones y cuando estás preparado para ver el bote de lubricante Durex abren la puerta y es el marido. Se esconde y… zasca, no era el marido de la mujer sino del otro hombre. ¿Cómo te quedas? Seguro que con la misma cara de gilipollas y de “whaaat!?” con la que me quedé yo. Y no solo es una declaración de valores de la empresa, sino que además aprovechan para decirte lo amplias que son sus cocinas. ¿Algún día se atreverán a hacer algo así en España? Ojo, este spot es de Ikea Austria.

2. Doritos

Seguimos en clave de humor, pero esta vez vamos un paso más allá. Que te atrevas a incluir a un colectivo en los spots -en mi opinión- no está reñido con hacer bromas saludables respecto al mismo. Como todo, se trata de tener un poco de sentido común. No creo que a nadie en este mundo este spot pueda ofenderles (más allá de los típicos meapilas, como es natural). Al principio te muestran lo que realmente es. Un Adonis del Olimpo Griego babeando por un paquete de Doritos, se acerca su chica y.. espera, a quien está mirando? A los Doritos o a esa pareja homosexual aspirantes a Gloria Trevi y Cher?

Placa placa. Aquí que cada cual entienda lo que quiera. Es como con el género de Antonia San Juan. ¿Es un hombre? ¿Una mujer? ¿Un travesti? ¿Un transexual? ¡Qué mas da! Lo que importa es que nos gusta, y nos hace reír. Quédate con eso que no es poco.

3. Mcdonald’s Francia

Mcdonald’s no es que sea mucho de arriesgar con sus anuncios la verdad. Quiero decir.. no se le conoce por eso, se le conoce más por ser creadora de grandes personas como Adele, Falete o Jesús Gil, no?. Bueno, aquí nos vamos a otro extremos, nos vamos al campo sentimental. Y me viene para el pelo y más con la que se está montando en Francia después de la legalización del matrimonio homosexual. Lástima que en el spot no haya un comentario cómplice por parte del padre a su hijo (¿o quizás sí que lo hay?). Lo bueno que tiene el colectivo homosexual es que hay estereotipos a explotar -siempre sin ofender- como personas hay viendo el Sálvame un viernes a las 5 de la tarde. En este caso han decidido tirar de un  joven gay, sin pluma, tímido y enamorado. Y lo que nos gusta! Basta ya del mocoso enamorado de la niña repelente del anuncio de Nutella. BASTA!. En todo caso, Mcdonald’s te abre las puertas de par en par en cualquiera de sus restaurantes para que entres seas como seas (cuanto más gordo mejor, imagino).

4. Heinz

Supongo que Heinz dio el paso demasiado pronto. Pasó de pequeños guiños simpáticos como los anteriores a normalizar de sobremanera la homosexualidad. ¿Resultado? 200 quejas a la Asociación de Publicistas de Gran Bretaña por considerarlo “ofensivo” e “inapropiado”. Además, lo retiraron de la televisión. Claro que es mucho mejor mostrar nuestro anuncio del “Qué!”, su forma fálica y su famoso “Por si te entra hambre”. Ahí si que no hubo retirada de televisión ni nada de nada. Esta es la doble moral de los espectadores y consumidores, siempre hay que tenerlo en cuenta y evitar caer en casos como este!.

5. Renault Twingo

Simple y emotivo, sin caer en clichés, estereotipos o chistes fáciles. Renault quiso aprovechar el tirón de la legalización del matrimonio homosexual y, además de mostrar su apoyo, reafirmarse en que no solo los tiempos cambian, sino que ellos también. Yo lo veo inofensivo, la verdad. Lo único que haría saltar las alarmas aquí sería que el sitio donde se casa nuestra feliz pareja parece más una iglesia que unos tristes y fríos juzgados, que por desgracia es donde les toca casarse a las parejas homosexuales. De momento..!!

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: