The rocky horror picture show o cómo el travestismo apareció a nuestras pantallas

Si no eres un cinéfilo por naturaleza, no tendrás ni la menor idea de lo que te voy a a hablar. Así que pongámonos en situación para que no tengas que tirar de Wikipedia y así te lo doy todo bien masticado.

The rocky horror picture show es una película de culto dirigida por Jim Sharman basada en el musical “The Rocky Horror Show” de Richard O’Brien.

¿De qué trata esta película con semejantes vocablos? (Preguntaría mi madre, muy de pueblo ella).
Pues bien, sujétate las enaguas que la trama no tiene desperdicio alguno.

the rocky horror picture showLa película cuenta la historia de una pareja que, tras una avería en su coche, se ven obligados a pasar la noche en la mansión del Doctor Frank-N-Furter que celebra la convención de transilvanos con motivo de la creación de su criatura, Rocky Horror, un hombre perfecto cuyo “medio” cerebro pertenece a un delincuente juvenil.

¡Bueno! Algo bizarra, y extraña, si. ¿Y qué? ¿Acaso no hemos tenido que soportar ver una docena de películas navideñas en la 3 los domingos con Tim Allen? Pues no, la historia no acaba aquí.

Lo interesante de esta película de culto es que fue estrenada nada más y nada menos en 1975. Una época marcada por la banda de los “Sex Pistols”, la patente del cubo de Rubik y el nacimiento de Kate Winslet que tantas lágrimas nos haría soltar con su “Jack, es un bote Jack”.
janet frank furter

Pero volvamos a lo que nos interesa. Hasta aquí nada despierta realmente la atención. Pero, ¿y si te digo que el Doctor Frank-N-Furter era un hombre travestido?. Pero no cualquier hombre travesti, el Doctor era toda una eminencia en el mundo de las actuaciones y los bailes. Vamos, que si fuera a la Gala Drag Queen del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, ganaría de calle.

Y la historia es que, en medio de una sociedad de moral conservadora durante la presidencia de Gerald Ford, The Rocky Horror Picture Show se asentaba como una ofensa, un despropósito en contra de todos los valores morales y cristianos de la sociedad estadounidense. Toda esta desfachatez, encarnada en un único personaje, el Doctor Frank-N-Furter (caracterizado por Tim Curry).

Y no es para menos. Si no me crees, mira la entrada a lo lluvia de estrellas que hace en la película mientras a Janet Weiss (Susan Sarandom) le da un patatús.

cartel rocky horrorLa historia continúa en tanto a que la pareja protagonista, tienen que pasar la noche en la mansión hasta el día siguiente. Y claro, un hombre tan excéntrico como el Doctor, no puede dejar pasar una oportunidad tan “deliciosa” para hacer de las suyas. Tanto es así, que decide hacer incursiones en la cama de cada uno (separadas, claro está). En efecto, amigo ingenuo, podemos ver cómo Doctor y protagonista, comparten cama y… lo que no es una cama. Todo un bofetón para el cristianismo americano de la época.

Fuerte, ¿verdad?. La historia no acaba así. Te había hablado del motivo de la fiesta, una criatura que el Doctor había creado. Pero no se trata de un monstruo “porque sí”, como lo era Frankenstein. Esta criatura, fue creada para poder satisfacer sus deseos sexuales. El resultado: Un apuesto chico rubio medio aturdido y musculado dispuesto a entregarse en todos los sentidos en los que una persona puede entregarse a otra.

Por otra parte podemos ver el cambio sustancial de Janet a lo largo de la película. Quien aparece desmayándose unas 5 veces a lo largo de la película, y terminando por suplicarle al monstruo que la haga suya y la toque y la retoque por cada uno de los rincones de su cuerpo virgen.

La película acaba muy tristemente, y sin posibilidad de una segunda parte (ni falta que hace), el 80% de los personajes convertidos en estatuas mientras que el resto de freaks regresan al planeta Transexual en la galaxia Transilvania. Si, al final resulta que este bizarrismo era de otro mundo.

La película ha sido sometida a miles de debates sobre su ética y moral, su mensaje “no tan oculto” y sobre todo su desfachatez. En España, la película no fue estrenada sino hasta 1999 y solo durante los Jueves. Imagínate.

Actualmente la película es un referente en el mundo del cine. Se podría decir que la frase “de lo mala que es, es buena” se ciñe perfectamente a la situación.

glee rocky horrorHace ya un año, la serie de televisión “Glee”, que también ha sido criticada duramente por eminencias norteamericanas en el mundo de la televisión por su gran soporte a la comunidad gay, dedicó un capítulo íntegro a este mito cinematográfico. En el, el director del club de canto pretendía representar todo el musical a pesar de las mil y una voces en contra del mismo. Finalmente, deciden hacer una versión más ligera y con más ropa. Eso si, en este caso el Doctor es una chica negra que no duda en dejar atrás el “hmm hmmm” -movimiento de 160º de cabeza y chasquido de dedos- tan estereotipado de las series americanas para ser no solo una mujer transexual, sino además negra. Aplaudiendo con las orejas tuvieron que estar los conservadores americanos.

Hoy en día la película se sigue representando en cines al menos una vez al año, donde la participación de la audiencia es vital para con la filosofía de la película. Los espectadores han de actuar durante la misma, siguiendo unas instrucciones que se les dan antes de entrar a ver la película.

A saber:

  • Globo: Revienta un globo cuando los labios digan: “But when worlds collide”.
  • Arroz: Tira arroz cuando, en la boda de Ralph Hapschatt y Betty Munroe, salgan los novios de la iglesia.
  • Periódico: Cuando Brad y Janet salgan del coche averiado en busca de un teléfono, cúbrete la cabeza con el periódico.
  • Pistolas de agua: Simula la tormenta cuando Brad y Janet salgan del coche.
  • Linterna: Enciéndela cuando Brad y Janet canten There’s a light.
  • Carracas y matasuegras: Ensordece a la audiencia tal y como lo hacen los transilvanos cuando Frank les explica su descubrimiento.
  • Guantes de goma: Mientras Frank presenta a su criatura chasquea tres veces los guantes, al mismo tiempo que lo hace él.
  • Confeti: Utilízalo junto a los transilvanos cuando Rocky y Frank se dirigen a su “suite nupcial”.
  • Papel higiénico: Tíralo por los aires cuando Brad exclame “Great Scott!” una vez que el profesor Scott ha atravesado la pared.
  • Gorrito de fiesta: Póntelo cuando Frank le cante “Cumpleaños feliz” a Rocky.
  • Campanilla: Hazla sonar cuando Frank diga “Did you hear a bell ring?” durante la canción Planet Schmannet.
  • Cartas: Durante la canción I’m going home, tira las cartas cuando Frank diga: “Cards for sorrow, cards for pain”.
    Vamos, que sales del cine como si te hubiera pasado por encima toda la cabalgata de los Reyes Magos. Pero todos coinciden año tras año en que merece la pena.

    Te dejo con la que es para mí, la mejor canción de todo el musical, donde aparecen todos bailando a golpe de pelvis:
    *Todo parecido con una fiesta de modernos es pura coincidencia
    Así que como dijo Tim Curry: “Dont judge a book by its cover“, y atrévete a meter la cabeza y perderla dentro de la mansión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: